viernes, 17 de junio de 2011

Un día antes de irme a dormir dejé un papelito sobre la mesa:
"Perdón por haber nacido mami. Te amo."

Tenía menos de 10 años cuando le dejé la nota.