martes, 24 de mayo de 2011

Y la lluvía caía y te calaba hasta los huesos, dolía, era la última y primer lluvía así de dolorosa. Me refugié en vos una vez más, en tus brazos, en las risas, en los besos, en el amor. Me refugié en el recuerdo, en el presente, en el pasado, en el futuro. Me refugié en vos una vez mas. Y me dolía tanto esa agua que no limpiaba almas, ni impuresas, ni pensamientos horribles. Te amaba tanto que hubiese dado mi vida por vos, y no tartamudeaba al decirlo. Sentí tanto, sufrí tanto, fuí tan feliz. Pero fué todo en etapas, ése es uno de los recuerdos más lindos que tengo junto a vos. Otro es cuando llorando te pedí perdon por no poder salvarte de vos mismo, ahí, justo ahí, fue cuando me dí cuenta de lo buena persona que era y de lo poco que te importaba.