domingo, 1 de mayo de 2011

La utopía del amor.

Y tus mentiras se volvían tan exquisitamente palpables

Que no me dí cuenta

Y me entregué, y les hice el amor,

A cada una de las cosas que no sos.

Y te volviste tan inseguro, tan igual a los demas

Que no me dí cuenta

Y aún así lo dí todo, sin darme cuenta

Te entregué la mitad de mi alma.

Y te convertiste en mi pasado,

Y te convertiste en cada una de las cosas que siempre odié

Y me daba vergüenza decir que ya no te quería

Que ya no eras especial.

Y así los sueños se desmoronan,

Y así los sueños dejan de importar

Para ayudarte a abrir los ojos y ver más allá